¡BIENVENID@S A EUROBONSAI !

Os presentamos nuestra tienda Online dedicada al BONSÁI. Todo para el cultivo del bonsái, macetas, herramientas, sustratos, abonos, alambres, etc.
EUROBONSAI
Desde 2016.

¡¡PORTES DESDE 5€!! ADEMÁS YA PUEDES RECOGER TUS PEDIDOS EN ALMACÉN sevilla o huelva y ahorrarte portes.

(Nota: recogidas solo jueves de 17:00 a 18:00 h.)  

Para recogidas en HUELVA (Consultar antes por Whatsapp).

 Portes muy bajos!!!  Se envían Todos los días en 24/48h. Pagos: PAYPAL, Transferencia y Tarjeta Bancaria. Portes GRATIS  en compras superiores a 80€ que no lleven sustratos. 

(pedir código mas abajo en: "contacta con nosotros").

Si buscas algún otro producto o no está en Stock puedes encargarlo enviando un Whatsapp.  


PRODUCTOS MAS RECIENTES:


BONSAI


Origen del Bonsai: 

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, en donde se conoce como Penjing, como objeto de culto para un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra.Durante siglos la posesión y el cuidado de los bonsáis estuvo ligado a los nobles y a las personas de la alta sociedad. Según la tradición, aquellos que podían conservar un árbol en maceta tenían asegurada la eternidad. Así fue como los monjes disponían los árboles pequeños en vasijas a lo largo de las escaleras de los templos y hasta eran fuente de culto.Sugata-ishi (Suiseki con forma humana). Complemento utilizado en las exposiciones de bonsái.En el sur de China, este arte consistía en transmitir todas las características de un árbol desarrollado en la naturaleza a un árbol pequeño cultivado en maceta. Se buscaba reproducir estos árboles según los existentes en las altas montañas por lo cual utilizaban solo especies que existían en los montes y que ya poseían formas especiales en su intensa lucha contra las adversidades climáticas.Fue llevado a Japón hace unos 800 años, donde se interpretó desde la concepción Zen de "belleza de una austera severidad", lo que llevó a los paisajes miniaturizados en maceta, nativos de China, a ser condensados en árboles únicos e ideales que representaban el universo. Bonsaido o bonsai do, traducido del japonés al español, significa: hacer bonsai. 


Diseño del Bonsai:

Un bonsái no es una planta genéticamente empequeñecida, sino que se mantiene pequeña dándole forma, podando el tronco, las hojas y las raíces cada cierto tiempo, dependiendo de la especie. Si se cultiva adecuadamente, sobrevivirá el mismo tiempo que un árbol normal de la misma especie, pero si se hace de forma incorrecta, probablemente morirá.En general, cualquier especie arbórea o arbustiva puede ser cultivada como bonsái, pero las más apreciadas por los aficionados son aquellas que poseen las hojas pequeñas de forma natural y además son resistentes al cultivo en maceta, como por ejemplo, las especies de los géneros: Acer (arce), Pinus (pino silvestre), Ulmus (olmo), Rhododendron (azalea), Ficus (higuera), Olea (olivo), Juniperus (enebro), Pyracantha (espino de fuego), etc.El árbol tiene que ir en consonancia con la maceta. Así, un árbol que tenga ya mucha edad debería ir en una maceta que también tenga una presencia y porte correspondiente. Asimismo, a determinadas especies o estilos se le corresponden normalmente unos determinados tipos de macetas, como por ejemplo, una conífera irá normalmente en una maceta sin esmaltar y un arce irá en una maceta normalmente ovalada y baja, amplia y esmaltada.Un bonsái suele exponerse en un tokonoma acompañado de un cartel (kakemono) y una planta de acento (shitakusa) o un suiseki (piedra-paisaje japonesa), aunque en este caso lo apropiado sería denominar a esta piedra como tenseki, ya que solo se trata de piedras que representan la estación del año (invierno, primavera, verano u otoño) con relación al bonsái y no necesariamente tienen las características propias de un suiseki. En el caso de arboles caducifolios se suelen exponer cuando han quedado desnudos de hojas, para que se pueda apreciar la perfección de la ramificación.El bonsái tiene un frente visual, y la escuela tradicional japonesa de diseño se basa en una serie de conceptos que deben seguirse para conseguir la perfección estética:- Conicidad del tronco: siempre será más ancho en su base que en la parte superior.- Triangularidad: el conjunto de las ramas y hojas deben tener un perfil triangular desde el frente, pero también lateralmente e incluso vistos desde arriba. Esta forma triangular se mantiene hasta en composiciones de varios árboles, donde cada uno debe disponer de su propia triangularidad y todas entre sí, en conjunto, deben mantener este perfil triangular.- Ramas: deben estar situadas en los exteriores de las curvas del tronco, de forma alternante (se debe evitar que dos ramas salgan del mismo punto), y siendo más gruesas las más cercanas al suelo que las situadas más arriba del tronco. La distancia entre ramas también disminuye conforme se asciende por el tronco.Lo que se busca con el diseño del bonsái es aparentar mayor vejez en el árbol de la que tiene realmente. Así, el ápice (atama) suele ser achatado, tal como presentan los árboles muy maduros. También se busca que las raíces, en su zona más cercana al tronco (nebari), formen un sistema radicular visible.Bonsái en estilo cascadaActualmente existen otras escuelas de diseño, como la europea, en donde estas reglas tradicionales varían algo. 


Cultivo y cuidado del bonsái: 

Hay que cultivarlos en el exterior durante todo el año. No obstante, en el caso de las especies tropicales y subtropicales, estos han de protegerse de las temperaturas bajas durante la época más fría, protegiéndolos en un invernadero frío muy bien iluminado. En todo caso, si no disponemos de un invernadero frío y se cultiva en el interior de casa, el bonsái debe estar lejos de fuentes de calor, junto a una ventana muy luminosa y solo durante la época fría del año (otoño/invierno).


Riego del Bonsai: 

Se ha de regar cuando la superficie de la tierra comienza a secarse y de forma abundante, es decir, hasta que salga por el drenaje. Esto suele suceder dependiendo de muchos factores (época del año, clima de la zona, actividad del árbol, situación, etc.) y, por tanto, el riego puede ser necesario varias veces al día en verano o cada dos o tres días en invierno. Se debe emplear una regadera de agujeros finos, para así aportar más oxígeno, evitar degradar el sustrato y no alterar su granulometría ni el drenaje del mismo. La primera vez, se riega para humedecer la tierra por encima y una segunda vez al cabo de unos minutos, a fondo, hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje de la maceta, evitando el encharcamiento de la tierra. La mejor agua que se puede utilizar es la de lluvia, ya que es la que absorben las raíces de los árboles en su estado natural. Al utilizar agua de uso corriente se recomienda dejarla reposar como mínimo 24 horas, ya que de este modo gran parte del cloro y demás elementos químicos nocivos quedan en el fondo del recipiente. También es recomendable el uso de agua con un pH de 6,5. La pulverización de las hojas solo debe emplearse cuando se haya aplicado un tratamiento fungicida preventivo en primavera y otro en otoño, de lo contrario aparecerán los hongos, especialmente si el cultivo es en interior o invernadero. Si la maceta está muy seca, o el agua no penetra bien en el suelo, es conveniente sumergir la maceta en agua y dejarla reposar unos minutos. No obstante, este sistema de riego solo se debe utilizar en caso de emergencia y nunca como un método habitual de riego. 


Abono del Bonsai:

El más adecuado es el abono orgánico sólido (hechos con harinas, de soja, de sangre o huesos). Hay que abonar especialmente durante los períodos de crecimiento y formación de yemas (primavera y otoño). Si se usa fertilizante químico líquido se deberían seguir las instrucciones del fabricante, ya que si se utiliza en exceso se pueden quemar las raíces. En período de reposo vegetativo, es preciso dejar de abonar, salvo que su cultivo sea en interior. No se deben abonar plantas débiles o enfermas, ni durante los treinta días posteriores a un trasplante o poda.Las plantas verdes necesitan tres tipos de nutrientes esenciales para florecer: nitrógeno, fósforo y potasio. Muchos abonos lo contienen en diversas proporciones y diferentes concentraciones. En la lista de contenido donde las bolsas de fertilizantes se puede observar las iniciales N (nitrógeno), P (fósforo) y K (potasio) seguidas de tres números. Estos indican la relación entre los tres nutrientes y la fuerza relativa de los fertilizantes. El número mayor señala la concentración más alta de nutrientes. Por ejemplo, NPK 6:6:6 es un abono equilibrado de fuerza moderada, mientras que NPK 20:5:5 es un abono elevado en nitrógeno que se usa en el césped. El paquete debe mostrar una lista detallada de disolución y tasa de aplicación. Es importante seguir estas instrucciones. Si se utiliza una dosis menor de la recomendada, la utilidad del fertilizante disminuye. Si se usa una dosis mayor, se podría llegar a «quemar las raíces», lo que perjudica al bonsái. En cualquier caso, es mejor usar una dosis inferior de la recomendada. Muchos fabricantes aconsejan aplicar la mitad de la dosis y usarla con más frecuencia que ocupar una dosis grande y con menor frecuencia. Como complemento a los tres nutrientes básicos, las plantas necesitan añadir otros elementos macro y micronutrientes esenciales para que la planta crezca. Los suelos fértiles contienen pequeñas cantidades de tales elementos, pero los componentes inertes de muchos suelos de bonsáis no. Algunos abonos orgánicos proporcionan unos cuantos como magnesio, cinc y hierro, pero estos no son todos los que las plantas necesitan. Muchos abonos químicos contienen estos elementos, en cuyo caso deben figurar en la lista de contenido. Si se prefieren los nutrientes orgánicos, hay que buscar en los catálogos de los viveros para encontrar los aditivos específicos. Muchas personas suelen estar tentadas a utilizar compuestos o estiércol de granjas para abonar sus bonsáis, pero es solo recomendable para árboles bien enraizados, ya que para un árbol que inicia su proceso de enraizamiento o recién trasplantado, esto implicaría introducir agentes patógenos a un árbol confinado a un espacio tan pequeño. Nutrientes del suelo N, nitrógeno: El nitrógeno es responsable del desarrollo de los brotes y del follaje, y en definitiva, del crecimiento. Poco nitrógeno puede conducir al declive de la planta; las hojas se vuelven pequeñas, deformes y con aspecto desvaído. Si no hay nitrógeno en el sustrato, la planta morirá en pocos meses. Demasiado nitrógeno, en cambio, podría resultar en un crecimiento desmedido, con grandes hojas y brotes hinchados de agua lo que, en consecuencia, los hará muy quebradizos y delicados. K, potasio: Este elemento es el más importante para el crecimiento de frutos y flores. Incrementar el aporte de potasio en la dieta de los manzanos y las azaleas que tienen pocos frutos o florecen pobremente, hará que aumenten su número en la primavera siguiente. El potasio también ayuda a consolidar el crecimiento lento para preparar la planta para el invierno. Una insuficiencia de potasio en las especies que no florecen tiene como consecuencia la muerte en el invierno. P, fósforo: El fósforo es esencial para el desarrollo y buen funcionamiento de las raíces. Se usa habitualmente en concentraciones altas en plantas recién plantadas y planteles comerciales. Además facilita el engrosamiento de los troncos y las ramas. Ayuda a establecer las condiciones apropiadas para la producción del follaje y de los brotes de flor. También mejora la resistencia de las plantas al estrés y a las enfermedades. Un crecimiento débil y el color pálido pueden ser el resultado de un aporte excesivo, o incluso de carencia de fósforo. Oligoelementos: Conocidos también como micronutrientes que resultan esenciales para las plantas. Son hierro, cinc, cobre, boro, magnesio, cloro, calcio, molibdeno, azufre y manganeso. Todos ellos contribuyen a la salud general de los árboles y la falta de estos nutrientes se refleja carencia de lustre en la apariencia y un desarrollo lento. El follaje estará pálido y crecerá débil. Entre ellos, el azufre, el magnesio y el calcio son macronutrientes y se necesitan en mayores cantidades que los otros, que son los llamados micronutrientes. 


Poda del Bonsai:

Pinzado: también conocido como poda de mantenimiento, sirve para formar poco a poco el bonsái y para acentuar las formas deseadas. Para hacerlo se podan las ramitas cuando tienen 7 u 8 pares de hojas, cortando por encima de los 2 o 3 primeros pares de hojas. Se han de quitar las hojas amarillas y los brotes del tronco.Poda drástica o de formación: consiste en podar drásticamente para darle la forma deseada. La forma de poda más drástica es la que se realiza a los ejemplares en escoba: cuando se quiere crear este estilo se debe cortar el tronco con una navaja afilada en bisel o de forma cóncava para que las ramas que surjan lo hagan desde el mismo punto. Y para que estas crezcan hacia arriba conviene rodear el corte con un cartón opaco que sobresalga unos 5 cm para que las ramitas se dirijan hacia arriba disimulando la cicatriz. La herida del corte se debe untar con una pasta cicatrizante.


 Alambrado del Bonsai: 

Alambrado del Bonsái para dar forma a las ramas. El alambrado es una técnica fundamental para modelar y dar estilo a los árboles Bonsái. Al enrollar adecuadamente un alambre de cobre alrededor de las ramas del árbol será capaz de doblar y colocar las ramas en el lugar deseado. Dependiendo del grosor de la rama será necesario utilizar un determinado calibre de alambre para que la rama permanezca en su sitio. Además, tardará unos meses antes de que las ramas mantengan su nueva forma y permanezcan en su lugar después que el alambre de cobre haya sido eliminado. ¿Cuándo alambro un Bonsái?El alambrado puede realizarse durante todo el año para la mayoría de especies de árboles, aunque es verdad que el momento óptimo depende de la especie y de la torsión a realizar. Las torsiones grandes deben realizarse durante la época de reposo del árbol (invierno). Si alambra brotes nuevos podrá hacer en ellos grandes torsiones incluso durante la temporada de crecimiento, pero tenga en cuenta que las ramas engrosan bastante rápido y como resultado el alambre podría cortar la corteza, creando feas cicatrices. Compruebe con regularidad su árbol y retire el alambre a tiempo.¿Qué material utilizo para alambrar?Es esencial utilizar el material adecuado para el alambrado de árboles Bonsái. Básicamente, se pueden utilizar dos tipos de alambre: de aluminio anodizado y de cobre recocido. Para principiantes es aconsejable utilizar el aluminio anodizado, con el que es más fácil trabajar y se vende en más tiendas de Bonsái (también en las tiendas online). El alambre, tanto de cobre como de aluminio está disponible en una amplia gama de diferentes grosores, variando de 1 a 8 mm.No es necesario comprar todos los calibres disponibles; con alambre de 1 mm, 1,5 mm, 2,5 mm, 3 mm y 4 mm de grosor es perfecto para empezar. Cuando realice el alambrado de ramas gruesas o la torsión a realizar sea grande, se recomienda envolverla primero con rafia, que protegerá las ramas y evitará en la medida de lo posible que se dañe la rama cuando demos la formar deseada. Tenga cuidado con la rafia colocada ya que a veces provoca heridas en la corteza mayores incluso que las del alambre cuando la rama engorda debido a su crecimiento.¿Cómo alambro un Bonsái? Trate de alambrar dos ramas de grosor similar cercanas la una de la otra con un mismo trozo de alambre cuando sea posible y el resto de ramas por separado (alambrado simple). Alambre todas las ramas que piense dar forma antes de comenzar a doblarlas realmente. Cuando realice el alambrado completo de un árbol, comience a trabajar desde el tronco las ramas primarias y continúe con las ramas secundarias. Como regla general, utilice alambre de 1/3 del grosor de la rama que va a alambrar y doblar posteriormente. El alambre debe ser lo suficientemente grueso como para mantener su nueva forma y sostener la rama en la posición deseada.Ambas técnicas de alambrado se discutirán ahora en más detalle y también podrá obtener información acerca de cómo doblar con seguridad las ramas con alambre al final de esta página.Parte 1: Alambrado doble de un BonsáiEn primer lugar limpie el árbol de ramitas inservibles en el diseño. Esto le facilitará mucho el proceso de alambrado. A continuación seleccione la pareja de ramas que quiere alambrar, éstas deben ser del mismo calibre y estar una cerca de la otra. Tenga en cuenta que el alambre debería dar al menos una vuelta sobre el tronco (preferiblemente dos) al pasar de una rama a la otra para evitar que más tarde, al modelar una rama el alambre mueva la otra rama. Ahora corte el alambre a la longitud necesaria (será bastante más larga que la longitud medida en línea recta) para alambrar ambas ramas. Comience por enrollar el alambre alrededor del tronco y continúe con unas vueltas sobre una de las ramas para fijar un extremo del alambre. Ahora alambre la otra rama desde la base hasta la punta. El alambre debe quedar enrollado sobre las ramas formando un ángulo de 45° con la rama, de esta manera el alambre tiene la tensión necesaria para mantener la nueva forma dada mientras la rama engorda ligeramente. Después continúe con el otro extremo. Cuando quiera bajar una rama que crece directamente del tronco es conveniente que el alambre comienza a enrollarse sobre ella empezando desde abajo. El alambre debe enrollarse comenzando por encima cuando quiera doblar una rama hacia arriba. Después de haber alambrado todas las parejas adecuadas de ramas continúe alambrando las ramas restantes utilizando la técnica del alambrado simple. Parte 2: Alambrado simple de una rama de Bonsái. De forma similar al alambrado doble, corte la longitud necesaria de alambre y comience dando un par de vueltas sobre el tronco con un ángulo de 45°. Cuando se empleen numerosos alambres en la misma parte del tronco/rama trate de enrollarlos siguiendo la misma dirección de giro y junte los alambres unos a otros. Ahora continúe alambrando la rama hasta la punta. Puede que según vaya avanzando hacia ella, sea necesario disminuir el calibre del alambre que está empleando. Doblado de las ramas alambradas: Después de haber alambrado la totalidad del árbol se puede comenzar a doblar y a colocar las ramas en su posición. Para doblar una rama, utilice sus manos de modo que sostenga la parte externa de la rama con los dedos y doble la rama poniendo los pulgares en la parte interna de la curva. Es importante que en la parte externa de la curva haya una vuelta de alambre, de esta manera se reduce el riesgo de rotura de la parte externa de la rama al hacer fuerza sobre ella. Cuando la rama se encuentre en la posición deseada deje de moverla ya que un movimiento continuado pude provocar daños en ella. Trate de doblar la mayor parte de las ramas con zonas rectas para hacerlas parecer más naturales. ¿Qué hago a continuación? Cuidados posteriores. Después que haya modelado un árbol sitúelo en la sombra durante un tiempo y abónelo como lo hacía normalmente. Vigile el árbol durante la temporada de crecimiento para prevenir que el alambre se clave demasiado sobre la corteza. No trate de reciclar el alambre desalambrando el árbol ya que ello puede dañarlo, en su lugar, corte el alambre con las tenazas o cortaalambres haciendo cortes en cada una de las vueltas dadas lo cual facilita su retirada. Alambrando Bonsáis paso a paso. La rama que será alambrada Esta es la rama que alambraremos. Primer alambre aplicado Seleccionar el grosor adecuado de alambre puede ser complicado al principio. En este caso seleccionamos un grosor de 3 mm. Enrolle el alambre alrededor de la rama en un ángulo de 45 grados. Corte el alambre Usando un corta alambre cortamos el alambre. Una rama lateral que será alambrada. Esta rama lateral la alambramos con un alambre de 2 mm. Primero lo enrollamos limpiamente y en línea con el alambre de 3 mm aplicado con anterioridad, esto lo hacemos antes de enrollarlo alrededor de la rama lateral. La rama lateral alambrada Primer plano. El trabajo continúa en otras ramas En la rama lateral alambramos la rama más pequeña que crece hacia la derecha con un alambre de 1 mm. Doblando la ramas en la posición y forma deseadas Una vez que ha sido completamente alambrado, doblamos las ramas y sus ramas laterales en la posición y forma deseadas. El árbol antes de aplicar un tensor La rama más baja a la izquierda del Bonsái necesita bajarse un poco. Usaremos un tensor para realizarlo. Protegiendo la rama para doblarla hacia abajo. Primero enrollamos algún material de protección alrededor de la rama y luego aplicamos un "gancho" con un pedazo de alambre grueso. Colocando el tensor en las raíces El tensor puede colocarse en la maceta del Bonsái, o como en este caso, en una raíz fuerte. El tensor Empleando un alambre fino conectamos la rama con la raíz y cuidadosamente doblamos la rama hacia abajo hasta que estemos satisfechos. Una cicatriz provocada por un alambre que se dejó en la rama durante demasiado tiempo Tened mucho cuidado de verificar vuestro árbol cuando sea alambrado; los alambres deben quitarse antes de que comiencen a dejar marcas en las ramas. Estas cicatrices lucen feas y artificiales.


Trasplante del Bonsai:

Cuando la tierra se haya agotado (cada 2 o 3 años) es necesario trasplantarlos, dependiendo de la especie y situación de cada ejemplar. Se ha de recortar a la vez parte de las raíces y podar las ramas en una proporción similar. En general, suele hacerse al comienzo de la primavera, justo cuando las yemas están hinchadas pero los brotes aún no han abierto, cortando entre 1/3 y 2/3 de las raíces, aunque puede haber casos en los que no sea necesario. Hay dos clases de raíces: las de sostén y las de alimento. Se deben cortar las primeras. Estas pueden reconocerse porque son largas y más gruesas. Las de alimento son más finas y con pequeños filamentos parecidos a cabellos. Estas no se deben cortar. Esta operación es delicada y si no se está seguro de que el bonsái sobreviva es mejor no podar las raíces o consultar con un profesional. En cualquier caso, el volumen de raíces que dejemos debe ser 1/3 superior al volumen de copa o parte aérea.


Musgo en Bonsai:

El musgo es una parte decorativa opcional que aporta una textura sedosa a la superficie del suelo, aunque también es útil para mantener más la humedad en la tierra durante la época seca.No obstante, aunque el musgo resulta agradable visualmente, es necesario que no cubra más del 50% de la superficie de la maceta para que las raíces puedan respirar adecuadamente y se pueda realizar un riego correcto observando la situación en la que se encuentra la superficie de la tierra. En ningún caso se debe cubrir parte del tronco. 


Clasificación general del Bonsai por tamaño:

Generalmente, los bonsái son clasificados de acuerdo a su tamaño, apariencia, el número de troncos que crecen en una sola raíz, número de árboles plantados en un grupo o por el tipo de base en la que han sido plantados. La clasificación por tamaños reconoce el hecho de que los bonsái pueden crecer donde sea, desde solo unos pocos centímetros hasta 90 - 120 centímetros (no habitual) o más. Podrás leer que existen distintas categorías con nombres en japonés, aunque siempre pueden variar dependiente del país. A continuación la clasificación por medida: Shito o Keshitsubu bónsai miniatura por debajo de los 5 centímetros.Mame: entre 5 y 15 centímetros. Shohin menos de 25 centímetros. Komono o Kotate Mochi:: entre 15 y 31 centímetros. Chumono: entre 30 y 60 centímetros. Omono: entre 60 y 120 centímetros. Hachi-Uye: bonsáis de más de 130 centímetros.


Clasificación del Bonsái por estilo:
La forma y posición del tronco es otra forma de clasificar a los bonsái. Muchos de ellos pueden caer en las siguientes cinco clasificaciones: vertical formal (chokkan), vertical informal (moyogi), inclinado (shakan), semicascada (han-kengai), y cascada (Kengai). Formal e informal vertical, son los comúnmente estilizados.1​Chokkan (直幹?) - Es el clásico estilo vertical formal de tronco recto, con la usual silueta triangular. Moyogi (模様木?) - Estilo vertical informal donde se reconoce la silueta triangular pero el tronco es sinuoso.Shakan (斜幹?) - Estilo de tronco inclinado no más allá de 45°, reconocible la silueta triangular.Kengai (懸崖?) - Cascada, el ápice del tronco se encuentra claramente bajo el borde de la maceta. Es equivalente a un estilo vertical puesto cabeza abajo.Han Kengai (半懸崖?) - Semicascada, el ápice del árbol se encuentra debajo del límite superior del vaso pero por encima del fondo de este.Fukinagashi (吹流し?) - "Barrido por el viento". En este estilo se simula los árboles que han crecido en la cima de una montaña dominada por vientos fuertes que soplan siempre en la misma dirección. Toda la masa del árbol se encuentra inclinada hacia a un costado.Neagari (根上り?) - Raíces expuestas, usando cualquiera de los estilos de tronco descritos pero donde las raíces del árbol se encuentran visibles, usualmente sobre una roca (conociéndose como Ishitsuki en este caso). El tridente que se muestra en la primera imagen de este artículo corresponde a este estilo.Bunjin (文人?) - Busca simular la caligrafía oriental, es de origen chino y se caracteriza por tener un tronco muy esbelto y una copa casi nula (solamente en el ápice del mismo). También conocido como "Literati".Sokan - Estilo de doble tronco, uno más preponderante que el otro, o padre-hijo. Ikadabuki - Estilo balsa, son varias ramas que nacen de un mismo tronco semi-enterrado en el suelo longitudinalmente , y se trabajan como si fueran un conjunto de árboles. Yose-Ue - Plantación en bosque de varios ejemplares, siempre en número impar (excepto si son dos árboles únicamente). Todos los árboles en conjunto respetan las reglas de la triangularidad, pero también por separado deben mantenerla.Kabudachi - Tronco múltiple que nacen de un sólo nebari, y se trabaja como si fuera un bosque.Hokidachi - Estilo "en escoba". Las ramas parten de un mismo punto del tronco y se disponen como en abanico hacía arriba.Sekijoju - El árbol o árboles se plantan sobre las oquedades de una roca. 


Jin y Shari en Bonsái:

Uno de los efectos más llamativos que se puede dar a un bonsái para hacerle aparecer como un árbol viejo, es mediante el uso de las técnicas de trabajar la madera muerta del árbol, usando el Jin o el Shari. Estos se corresponden, respectivamente, al retiro de la corteza, el floema y el cámbium de una rama o de un parte del tronco para crear un área de madera muerta, la que idealmente debe ser tratada con una solución de polisulfuro de calcio para evitar el ataque de hongos y proporcionar un aspecto blanco-plata. Otra técnica de madera muerta es la del Sabamiki, en donde el tronco se ahueca e incluso se divide como si se hubiera partido en dos.

 

Exposición de Bonsáis:

Cataluña: Mistral Bonsái, ubicada en Camarles (Tarragona), alberga la mayor exposición de bonsáis de Europa. Cataluña: El Museo del Bonsái, en Les Cloquelles del mas Cornell (Gerona), dispone de una exposición de bonsáis y cerámica. Castilla y León: Museo del Bonsái, Villagonzalo Pedernales es el primer museo permanente de Bonsái de Castilla y León. Comunidad Autónoma de Andalucía: Jardín-Museo del Bonsái en Almuñécar (Granada). Comunidad Autónoma de Canarias: el Centro de Bonsái el Valle (Gran Canaria) situado en Teror es un centro que cuenta con árboles propios en exposición. Comunidad de Madrid: Bonsái Colmenar, de Carlos Lázaro, en Colmenar Viejo, en la Comunidad de Madrid, con una exposición con más de un centenar de especies diferentes. La entrada es libre y se pueden hacer fotos pidiendo permiso al dueño. Comunidad de Madrid: Bonsaikido, de José Manuel Blázquez, tienda y escuela de bonsái en pleno centro de la capital, en Madrid, con exposición de los bonsáis que se pueden cultivar en la Comunidad de Madrid. Comunidad de Madrid: Bonsáis La Perla, en Villarejo de Salvanés, exposición permanente de bonsái. Gran cantidad de especies tanto mediterráneas como japonesas y tropicales. Comunidad de Madrid: David Benavente Estudio de Bonsái dispone de 1500 m2 dedicados al bonsái en Galapagar. Comunidad de Madrid: el Museo del Bonsai de Parla posee una exposición Municipal y jardín. Comunidad de Madrid: el Museo Municipal de Bonsáis de Alcobendas gestionado por Luis Vallejo con una de las mejores colecciones de Europa. Comunidad de Madrid: el Real Jardín Botánico de Madrid posee una exposición de bonsáis. Comunidad Valenciana: Medibonsai, Germán Gómez en La Pobla Llarga de Valencia tiene una gran colección de bonsáis. Galicia: Kingii, en Bembibre A Coruña, propiedad de Alberto Baleato, dispone de tienda y una colección de bonsái autóctonos y de importación.País Vasco: Bonsái Center Sopelana de Beti Andrés, en Sopelana, Vizcaya. País Vasco: Escuela de Bonsái David Quintana, en Nanclares de la Oca dispone de una gran colección de bonsáis autóctonos. País Vasco: Irún Bonsái, ubicada en Irún (Guipúzcoa), de Javier Lumbreras dispone de una exposición y tienda permanente de bonsáis. Europa: Alemania: Centro Bonsái Heidelberg exhibición permanente desde 2000. Bélgica: Museo Bonsái en el Centro Gingko, en Larne organiza competiciones internacionales y workshops. Italia: la firma Crespi Bonsái tiene una competición internacional, la Copa Crespi, cada año en el Museo Bonsái en Milán. Reino Unido: los Jardines Botánicos e Invernáculos de Birmingham tienen una colección rotativa de 25 bonsái por vez, y ocasionalmente ofrecen talleres de cuidados para bonsái. América: Argentina: Jardín Japonés de Buenos Aires. Canadá: el Jardín Botánico de Montreal tiene una bellísima colección de interior de bonsái. Chile: existen dos jardines japoneses en la ciudad de Santiago, uno donado por la embajada de Japón en ese país.Colombia: el centro comercial San Diego, en Medellín, realiza cada año en la Feria de las Flores una exposición de bonsái. Ecuador: Jardín Botánico de Guayaquil y Jardín Botánico de Quito. México: Museo de Bonsái Tatsugoro (Fortín de las Flores, Veracruz). México: Museo Tanryu-ji (Puebla). México: Palacio Municipal de la ciudad de Tijuana (Baja California). México: Jardín Botánico de Culiacán (Culiacán, Sinaloa). República Dominicana: el Jardín Botánico Nacional realiza anualmente una exposición de bonsáis. Honduras: Plantas Tropicales de Honduras. (Tegucigalpa y San Pedro Sula)Uruguay: Jardín Japonés, detrás del Museo Blanes (Montevideo).Venezuela: La Sociedad Venezolana de Bonsái, con 40 años, la más antigua de Latinoamérica.Asia/OceaníaAustralia: admisión gratis en el Jardín Botánico Brisbane, la Casa Bonsái tiene 100 árboles, algunos de 80 años. China: Jardines Botánicos en Beijing. Corea del Sur: el Jardín de bonsái más grande del mundo, Bunjae Artpia, muy atractivo en Cheju Island, con una muestra de 2.000 bonsáis. Indonesia: Centro Pluit Bonsái en Yakarta enorme centro de ventas y mercadeo para jardineros. Japón: En la ciudad de Omiya, cerca de Tokio, hay una villa de artesanos del bonsái con más de media docena de viveros de bonsái, en los que se pueden ver más de 10.000 bonsái. Singapur: miles de bonsái se muestran en Jardines Chinos y Japoneses en dos islas en el Lago Jurong.
PALABRAS RELACIONADAS CON BONSAI: 
EUROBONSAI, EURO BONSAI, EURO-BONSAI, BRICOBONSAI, BRICO-BONSAI, BRICO BONSAI, EUROBONSAI SEVILLA, BONSAI SEVILLA, GARDEN CENTER, GARDENCENTERANDALUCIA, GARDEN-CENTER-BONSAI, GARDEN CENTER ANDALUCIA, BONSAI ANDALUCIA, BONSAI, EURO-BONSAI, SEVILLA BONSAI, BONSAI TREE, BONSAI TREE FOR SALE, BONSAI PLANTS, BONSAI ONLINE, VENTA BONSAI ONLINE, VENTA BONSAI, COMPRAR BONSAI, TIENDA BONSAI, BONSAI YOUTUBE, ESTUDIO DE BONSAI ONLINE, YOUTUBE BONSAI, BUY BONSAI, PENZAI, ANDALUCIA DE LOS NIÑOS, BONSAIS EXPO 92, ESCUELAS DE BONSAI, CURSOS DE BONSAI, COMO HACER UN BONSAI, QUE ES UN BONSAI, BONSAI AL POR MAYOR ESPAÑA, COMPRAR AKADAMA, EURO BONSAI, BONSAI ONLINE, BONSAIONLINE, DONDE COMPRAR BONSAI, BONSAI EURO, BONSAI EURO TOP, TOP BONSAI, IASNOB, AMAZON BONSAI, MANOMANO BONSAI, LIBRO BONSAI, ESTUDIO DE BONSAI ONLINE YOUTUBE, YOUTUBE BONSAI, 盆栽.

Flag Counter